Valoración de la Campaña 2013 de Incendios forestales en Castilla-La Mancha

  • RESUMEN

“La lucha contra los incendios forestales en Castilla-La Mancha no puede seguir así” El Foro Ambiental de Castilla-La Mancha como espacio de debate y trabajo interesado en los principales asuntos medioambientales que afectan a Castilla –La Mancha ha hecho un análisis del desarrollo de la campaña de incendios forestales de 2013 en Castilla-La Mancha. Es una aportación para colaborar en la lucha contra este grave problema medioambiental y para la seguridad de las personas.

El Foro Ambiental de Castilla-La Mancha hace una valoración muy crítica del desarrollo de la campaña de incendios forestales de 2013. Considera que la Junta de Comunidades, con sus recortes, dejadez y descoordinación ha “jugado con fuego” en materia de incendios, y que sólo las favorables condiciones meteorológicas de este año han evitado males mayores a los sufridos.

El Foro propone mejoras en la vigilancia y en la normativa y que se retome el diálogo con la sociedad civil y los profesionales para afrontar con mayores garantías la lucha contra los incendios.

  • Datos de partida sobre el desarrollo de la campaña de incendios 2013

La campaña de incendios de 2013 refleja hasta la fecha para Castilla- La Mancha un menor número de incendios, así como una menor superficie quemada respecto a la media de la última década. Pero, sin duda, ha sido la meteorología previa a la campaña, húmeda y lluviosa, el factor determinante que ha influido en estos resultados positivos.

Según los datos provisionales de AEMET para el año hidrológico 2012-2013, hasta el 3 de septiembre había llovido en España un 25% más del valor medio normal, y en provincias como Ciudad Real o Albacete ese porcentaje se eleva hasta un 50% sobre la media.

Además, las precipitaciones se concentraron en la primavera lo que posibilitó que durante el verano la vegetación haya estado cargada de humedad hasta bien entrado el mismo.

A falta de cerrar la estadística oficial, han sido más de 1.000 los incendios detectados que, en conjunto, han afectado a más de 10.000 hectáreas. Además, se han producido 6 incendios muy importantes por superar las 200 hectáreas afectadas, de los cuales tres (Almorox, Tórtola de Henares y Tortuero) han superado las 1.000 hectáreas. Destacan también, como en campañas anteriores, los casos en los que ha sido necesario evacuar gran número de personas de sus viviendas.

Las cifras de afección por incendios, por tanto, siguen siendo muy elevadas y muestran que éste es uno de los principales problemas ambientales y que cada día afecta más a la seguridad pública. No han faltado tampoco graves incendios que han dañado muy seriamente espacios naturales y que han puesto en riesgo vidas humanas.

En buena parte de estos casos la mano del hombre, bien sea de forma dolosa o por negligencia, sigue estando detrás de la mayor parte de los incendios que se producen en la región. Además se ha convertido en uno de los factores de criminalidad que más se han incrementado en los últimos años. Recientemente la Fiscalía de Toledo ha cifrado ese incremento en la provincia entre 2011 y 2012 en un 130 %.

En consonancia con el menor número de incendios, este año han descendido el número de detenciones e imputaciones en España con respecto al año 2012. A finales de agosto se registraron un 50% menos en comparación a la misma fecha del año anterior. En Castilla-La Mancha faltan aún los datos particularizados y, aunque se ha anunciado que sería una de las siete comunidades autónomas con más imputaciones, este dato contrasta con el hecho de que la Consejería de Agricultura apenas tramita denuncias por la vía penal y ha dado instrucciones a los agentes medioambientales para que no lo hagan por su cuenta.

En todo caso, este número de imputaciones y detenciones quedan eclipsadas por el escaso número de sanciones administrativas y de condenas en la vía penal que se dan en Castilla-La Mancha. Este hecho está motivado por muy diversas causas, desde la falta de medios y la dilación de los procedimientos hasta la falta de atención a la persecución de estos graves delitos.

Bajo estas circunstancias, en el desarrollo de la campaña de incendios 2013 destacan especialmente tres importantes cuestiones.

  1. La disminución de medios destinados a prevención, vigilancia, extinción, investigación y sanción.
  2. Las negligencias administrativas y de particulares que han propiciado la mayor parte de los incendios y algunos de los más graves ocurridos esta temporada en Castilla-La Mancha.
  3. La cada vez mayor puesta en riesgo de la seguridad de las personas derivada de la desordenada proliferación de urbanizaciones y construcciones en el medio natural, lo que se traduce en un mayor número de evacuaciones de personas y en un mayor número de hectáreas quemadas.
  • Los recortes y la mala distribución de los medios han afectado muy negativamente al desarrollo de la campaña.

El conjunto de recursos personales y materiales para esta campaña de incendios 2013 ha sido claramente insuficiente, incumpliéndose en muchos casos las normas básicas de dotación, organización y eficacia que debe tener un dispositivo de extinción.

Ello ha provocado un mayor riesgo de sufrir incendios de grandes dimensiones o que afecten a la seguridad de personas, trabajadores, bienes y medio ambiente.

La disminución global de medios humanos ronda el 45% si se tiene en cuenta conjuntamente tanto la disminución neta de efectivos como la reducción de días y horas de trabajo.

En el número de efectivos nos encontramos en 2013 con una disminución acumulada desde 2010 que ha dado lugar a disponer de un 15% menos de personal.

Por otra parte, al personal disponible se le ha reducido tanto el número de jornadas como el número de horas/día que dedican a las distintas labores de prevención, vigilancia y extinción. Las reducciones en este apartado alcanzan el 50%.

  • Merma de la vigilancia

Los efectos de los recortes son claros y peligrosos. Por ejemplo, las torretas de incendios, elemento indispensable para una detección pronta y una actuación inmediata que evite grandes incendios, se han visto reducidas en número y horario.

Además, se han suprimido muchas patrullas móviles, las cuales realizaban un servicio de vigilancia itinerante y, por lo general, son las primeras en llegar a los incendios, siendo imprescindibles en el pronto ataque.

Asimismo, se han suprimido medios aéreos, como son algunas brigadas helitransportadas, así como el helicóptero de los Agentes Medioambientales que servía para cubrir toda la Comunidad Autónoma en labores de vigilancia, colaborando en verano en las tareas de extinción de incendios forestales.

  • Empeoramiento de los medios materiales

Es importante hablar también del empeoramiento de los medios materiales.

Las patrullas móviles están trabajando esta campaña con vehículos ligeros que no pueden cargar al máximo de capacidad los depósitos de sus equipos de extinción, de modo que ninguno lleva los 500 litros de agua para los que están diseñados. Todo esto atiende a que ahora los miembros de las patrullas móviles tienen que hacer cálculos para no pasar del peso máximo autorizado, más reducido que en años anteriores, de modo que yendo dos especialistas en el vehículo pueden cargar sólo 200 litros de agua, si son tres sólo 100 y, en caso de ser cuatro los componentes, no podrían llevar agua.

Además, los vehículos no van identificados como un vehículo de emergencias, con lo cual no pueden ser reconocidos en las vías públicas como vehículo prioritario ya que no portan rotativos, los cuales aportan seguridad activa y pasiva, siendo además los vehículos totalmente blancos de modo que no se pueden diferenciar de cualquier otro vehículo particular.

Sólo hay 5 vehículos ligeros en CLM que lleven los dispositivos a que obliga la ley para participar en extinción de incendios forestales, uno por provincia. Ello da lugar a los consiguientes retrasos y riesgos a la hora de acudir a un incendio. Por otro lado, también se han suprimido varias máquinas pesadas (buldózer) y reducido el horario de las restantes esta campaña, siendo esta maquinaria imprescindible para los grandes incendios principalmente (>500 Has), siendo su misión esencial la de perimetrar y acotar mediante la realización de fajas cortafuegos.

  • Imprudencias administrativas que favorecen los incendios

Destaca este año que una buena parte de los incendios, entre ellos algunos de los más graves (Almorox, Valdepeñas de la Sierra-Tortuero, Valdeconcha, Navalucillos, Malpica de Tajo) ha tenido como origen el indebido funcionamiento de máquinas, bien sean desbrozadoras de cunetas, cosechadoras, empacadoras u otras.

En el primer caso, la limpieza de cunetas, la responsabilidad de la Administración es evidente, pues es contrario a la Ley de Montes y al sentido común programar trabajos que suponen un evidente riesgo de incendio en plena campaña. Las limpiezas de cunetas se han realizado tarde y mal. Por su parte, el problema de las cosechadoras y resto de maquinaria y herramientas de riesgo es recurrente y sorprende que todavía no se haya solucionado después de tantos años.

Igualmente ocurre con los permisos que se dan para fuegos artificiales en las fiestas de los pueblos o para la quema de rastrojos y restos de poda. La Consejería de Agricultura es muy laxa en la concesión de estos permisos, sobre todo si van dirigidos a una entidad regional o local de la propia Administración y muestra un doble rasero cuando hay un problema.

  • Aumento de evacuaciones de personas

De unos años a esta parte, sobre todo desde 2009-2010, el número de personas evacuadas por incendios forestales va en aumento.

Ocurre en toda España y en particular en algunas zonas de Castilla-La Mancha. Este problema viene derivado de la proliferación de urbanizaciones y construcciones que se han permitido o consentido en el medio natural, aun siendo ilegales en muchos casos. Las zonas más afectadas en Castilla-La Mancha son la Sierra de San Vicente y entorno y la Alcarria, pero se han dado casos a lo largo y ancho de toda la región.

Aparte del riesgo evidente de pérdida de vidas humanas que supone, esta situación dificulta mucho los operativos contra incendios al tener que darse prioridad a la atención de zonas habitadas. Todo ello en detrimento de medios que en otras circunstancias se dedicarían a evitar un mayor daño en la superficie forestal.

  • Propuestas

Intensificar la lucha y mejorar la eficacia contra los incendios forestales ha de ser un prioridad permanente de las Administraciones sean del color que sean. Por ello, desde el Foro Ambiental apostamos por un modelo de Plan contra Incendios participativo y adaptado a las circunstancias actuales.

Siendo evidente que en los tiempos que corren se ha de ser más cuidadoso que nunca con el manejo de fondos públicos, son numerosas las medidas de bajo coste que se pueden y deben poner en marcha. Entre ellas planteamos las siguientes:

  1. Mejora de la vigilancia y de la atención a los montes. Adecuada dotación de red de torres de vigilancia, retenes forestales y agentes medioambientales.
  2. Disposición de los medios humanos y técnicos adecuados para la prevención, extinción e investigación de los incendios forestales.
  3. Mejoras normativas que impidan que el error humano siga siendo un factor de riesgo importante en la producción de incendios por negligencias. Prohibición taxativa de realizar limpieza de cunetas con medios mecánicos en época de incendios, así como de cualquier otra actividad generadora de riesgo (quemas, fuegos artificiales, etc.).
  4. Introducción de la evaluación del riesgo asociado a incendios en la tramitación de todo tipo de autorización de carácter urbanístico. En caso de que el riesgo sea alto deben negarse este tipo de autorizaciones.
  5. Creación de un grupo de trabajo sobre incendios forestales en el seno del Consejo Asesor de Medio Ambiente con capacidad para analizar, debatir y lanzar propuestas sobre el tema en base a los informes de las campañas que presente la Consejería de Agricultura.
  6. Mayor implicación y voluntad de las autoridades competentes para perseguir por la vía administrativa y penal a quienes sean causantes de incendios forestales.

Informe_ForoAmbiental_CLM_campañaincendios_2013 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fuente: Foro Ambiental de Castilla-La Mancha

Para descargar el artículo en PDF pincha aquí.

Anuncios