¿Quienes Somos?

El Grupo de Guadalajara de WWF se consolidó en el año 2000 y desde esa fecha hemos participado en numerosas acciones y proyectos, tanto dentro como fuera de la provincia.

El tipo de actividades que realizamos es variado: restauraciones forestales, proyectos de educación ambiental con colegios, alegaciones a proyectos de grave impacto ambiental, colaboración con el Seprona (casos de cebos envenenados, lazos no selectivos, caza furtiva…), censos de fauna, análisis de las zonas naturales de Guadalajara con figuras de protección, limpiezas, mesas informativas sobre temas de actualidad, manifestaciones, participación en campañas a nivel nacional, etc.

Al estar formado el Grupo por voluntarios, nuestra capacidad de acción es limitada. Por eso cuantos más seamos, podremos realizar un trabajo más eficiente y abarcar un mayor número de actividades en conjunto. Es por ello que animamos a participar con nosotros a todo aquel que sienta como propia y cercana la pérdida del patrimonio universal de la biodiversidad, recordando el lema “piensa globalmente, actúa localmente”.

¿Qué sucede en Guadalajara?

Guadalajara es una provincia con varias zonas de alto valor ecológico y paisajístico que todos deberíamos respetar y proteger. Sin embargo existen diversos peligros que amenazan la integridad de dichos ecosistemas a muy distintas escalas.

Por un lado están las acciones individuales o locales como son el trampeo ilegal y la caza furtiva, los cebos envenenados, los vertidos descontrolados, vertederos no autorizados, deterioro de márgenes fluviales, puntos negros en tendidos eléctricos, etc. Pero por otro lado encontramos un acelerado desarrollo urbanístico, de carreteras y otro tipo de instalaciones que ha crecido de forma alarmante en los últimos años y que en muchas ocasiones es el responsable de graves impactos ambientales.

Ante todas estas acciones debemos estar alerta para evitar que se produzcan, minimizar los impactos y perseguir a los responsables. También es nuestra labor concienciar a las personas para que, en la medida de lo posible, contribuyan a conservar y proteger el patrimonio natural de la provincia, y para que desarrollen unos hábitos de vida diaria ecológicos (reciclaje, ahorro de energía, ahorro de agua, consumo responsable, etc).