Big Jump

¿Para qué sirven los ríos?

Un río con buena salud nos beneficia a todos, proporcionándonos multitud de servicios que son imprescindibles para la vida.

• En el fondo de los ríos habitan multitud de pequeños seres vivos que permiten oxigenar el agua y sirven como depuradora natural, alimentándose de parte de los desechos que ciudades e industrias vierten al río.

• Los bosques de ribera evitan los desbordamientos, gracias a sus raíces y permiten el paso de las especies migratorias. También trabajan como ‘filtros’ de los contaminantes que arrastran las aguas subterráneas.

• Los ríos recargan de agua el subsuelo, lo que sirve de abastecimiento a la vegetación silvestre y a la agricultura, durante el verano o en tiempo de sequía.

• Para las personas, los ríos poseen una gran importancia estética, cultural y de ocio: baños, deportes náuticos, observación de la naturaleza, pesca deportiva, senderismo… Además, forman parte de nuestras referencias geográficas, históricas y artísticas.

Nuestros ríos y lagos tienen muchos problemas que impiden que disfrutemos de los beneficios que nos aportan. El Llobregat o el Guadalquivir son dos claros ejemplos de contaminación fluvial en los alrededores de grandes ciudades como Barcelona y Sevilla, privados de zonas de baño debido a unos altísimos niveles de polución. En otros ríos, como en el Segura, se acumulan aguas residuales urbanas y agrícolas. En el Nervión, la saturación de vertidos industriales, en gran medida sin depurar, lo convierten en uno de los más contaminados del norte de España. Por otro lado, el nivel de contaminación que sufren los ríos en Madrid es tan elevado que se calcula que, aunque se instalen todas las depuradoras previstas y se optimice el rendimiento de las existentes, el nivel de toxicidad de amonio en el agua del río Jarama en su desembocadura sería 5 veces superior al que pueden soportar los peces para vivir.

https://wwfguadalajara.files.wordpress.com/2013/04/652c8-bj_neutral.jpg