Soriano anuncia ayudas directas por los daños causados por ataques de lobos

La Junta aportará 20.000 euros en ayudas para 2013 y abonará otros 30.000 euros de las campañas de 2010 y 2011 que el PSOE dejó a deber.

La consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, ha adelantado esta tarde las medidas del Plan, que el Gobierno regional va a poner en marcha de forma inminente, para ayudar a las explotaciones de Guadalajara cuya cabaña ganadera se ha visto afectada por los ataques de lobos.

En declaraciones a los medios de  comunicación antes de reunirse en Guadalajara con la asociación de agricultores y ganaderos APAG, Soriano ha avanzado que “lo que le ofrecemos al sector ganadero es un Plan integral que les permita prevenir los ataques de lobos y cubrirse de forma asequible ante los posibles daños”.

Así, la consejera ha detallado que este Plan contempla un programa de seguimiento y control de la población de lobos y una Orden que se publicará en breve con medidas como el pago de ayudas directas por los daños producidos al ganado y fondos para actuaciones dirigidas a acciones preventivas.

La principal novedad es que por primera vez la Junta aportará una cantidad para apoyar la contratación del seguro básico para las explotaciones ganaderas –que incluye los daños por ataques de lobos-, cuyo coste además se reduce para que sea asequible para los ganaderos, que históricamente habían rechazado la contratación de la póliza por considerar alto su precio.

Así, frente a los 12 euros por vaca que debían pagar hasta el momento para asegurar su ganado, a partir de ahora tan solo abonarán en torno a 2,5 euros por animal. Esa fuerte rebaja del precio conlleva una cláusula por la que el seguro no abonará nada por los daños a las dos primeras vacas de cada explotación –o tres en el caso de las explotaciones con más de 20 vacas-, pero esa posible incidencia la cubrirá la Consejería de Agricultura, “por lo que los ganaderos tendrán cubierto el 100 por cien de su cabaña a un precio muy inferior al actual”, ha destacado María Luisa Soriano.

Por otra parte, el precio por el seguro de cada oveja y cabra se mantendrá en torno a los 12 céntimos que venían abonando actualmente.

20.000 euros en ayudas para medidas preventivas

Además, la Orden recogerá unas ayudas por valor de 20.000 euros para actuaciones de prevención en las explotaciones de la zona norte de Guadalajara afectadas por los posibles ataques del lobo. Los fondos se utilizarán para actuaciones como obras de mejora de la seguridad en los corrales y apriscos, instalación de nuevos cercados, vallados portátiles, pastores eléctricos o la adquisición de perros de raza mastín.

Asimismo, la titular de Agricultura de Castilla-La Mancha ha anunciado el próximo pago de 30.000 euros que se le adeudaban al sector por los daños del lobo desde el año 2010, que se suman a otros abonos que se realizaron al año pasado, ya que “lamentablemente el anterior Gobierno socialista había dejado deudas con los ganaderos de Guadalajara por este concepto desde el año 2008”.

Al margen de las ayudas económicas, María Luisa Soriano ha incidido en que la Junta está trabajando en un programa de seguimiento y control de la población de lobos, “que no supera la quincena de ejemplares según las primeras estimaciones”, y ha recordado que no se pueden habilitar derechos de caza ya que el lobo es una especie protegida.

Fuente: guadaque.com

Anuncios